Declaración por el Salar de Atacama y los Humedales Altoandinos de Chile frente al Avance del Extractivismo Minero

26 de agosto de 2020

A través de la presente manifestamos nuestra preocupación por el grave deterioro socioambiental que los salares y humedales altoandinos han sufrido como consecuencia de la explotación de sus aguas para uso de las minerías metálica y no metálica, tanto en Chile como en toda la Puna de Atacama (Argentina y Bolivia); específicamente en la zona bautizada como el triángulo del litio. Esta denominación es un incentivo a la sobrexplotación de este mineral en los salares como commodity estratégico para una transición energética “verde”, cuyos costos ambientales y sociales perpetúan la histórica huella del extractivismo en territorios indígenas andinos.

A la luz de las continuas irregularidades cometidas por empresas extractivas y de la incapacidad del Estado para fiscalizar y sancionar oportunamente las mismas, nosotros y nosotras, desde nuestras comunidades y territorios, universidades y ONG’s, vemos con inquietud la ausencia de un resguardo efectivo de los salares y humedales altoandinos en tanto que ecosistemas fundamentales para la vida humana y no humana, vulnerables a los efectos del cambio climático y a los impactos irreparables del extractivismo minero.

A la constatación de las faltas graves cometidas en por la gigante del litio SQM, y que llevaron a la Superintendencia del Medio Ambiente SMA a abrir un proceso sancionatorio que aún se encuentra abierto, se suma el hecho de que el otorgamiento de cuotas adicionales de salmuera por vía de las RCA 226/2006 (SQM) y RCA 21/2016 (Albemarle/Rockwood Lithium), haya sido realizada sin un conocimiento suficiente de la hidrología del Salar de Atacama (Chile);  sin consulta indígena previa, libre e informada; y bajo el supuesto de que la salmuera (agua con sal) del salar no es agua.  Junto a ello, la sobre-extracción de agua dulce de los acuíferos del salar durante 15 años por parte de Minera Escondida (BHP) se suma al daño permanente provocado por la misma empresa durante 27 años de extracción de agua del vecino Salar de Punta Negra, razón por la cual el Primer Tribunal Ambiental recientemente acogió a trámite la demanda presentada por el Consejo de Defensa del Estado. 

En este contexto, manifestamos nuestro total apoyo a los argumentos expuestos en numerosas instancias por diversos representantes del pueblo atacameño/Lickanantay en tanto que sus derechos no han sido respetados y que los daños ambientales tienen en un franco peligro de agotamiento socioambiental e hídrico al Salar de Atacama. Nos parece importante que, como declara el Consejo de Pueblos Atacameños, se tomen las medidas más severas contenidas en la Ley Orgánica de la SMA. En específico, la facultad que le entrega el Artículo 3 letra H de “Suspender transitoriamente las autorizaciones de funcionamiento contenidas en las Resoluciones de Calificación Ambiental o adoptar otras medidas urgentes y transitorias, para el resguardo del medio ambiente, cuando la ejecución u operación de los proyectos o actividades, genere efectos no previstos en la evaluación y como consecuencia de ello se pueda generar un daño inminente y grave para el medio ambiente”; y las sanciones contempladas en el Artículo 39 “La sanción que corresponda aplicar a cada infracción se determinará, según su gravedad, dentro de los siguientes rangos: a) Las infracciones gravísimas podrán ser objeto de revocación de la resolución de calificación ambiental, clausura, o multa de hasta diez mil unidades tributarias anuales. b) Las infracciones graves podrán ser objeto de revocación de la resolución de calificación ambiental, clausura, o multa de hasta cinco mil unidades tributarias anuales”.

Tal como lo reconoce la propia SMA en oficio fechado 14 de agosto, en el Salar de Atacama se hacen necesarias medidas que tomen en cuenta en forma agregada las actividades de los cuatro megaproyectos que aquí operan: SQM, Albemarle, Minera Escondida y Minera Zaldívar (Antofagasta Minerals/Barrick). Así mismo, es necesaria una participación vinculante de la sociedad civil, especialmente de las comunidades atacameñas o lickanantay, considerar la vulnerabilidad climática de las comunidades y la biodiversidad, y hacer valer los diversos regímenes de protección presentes en la cuenca: Reserva Nacional Los Flamencos, Santuarios de la Naturaleza Laguna Tebenquiche y Sitio Ramsar Sistema Hidrológico de Soncor. Por ello hacemos un llamado a que el Estado y sus organismos prioricen el resguardo socioambiental y etnocultural de los salares por sobre la carrera extractiva de commodities a bajo costo para el mercado de la electromovilidad individual, y pedimos a las autoridades pertinentes:

  • Reconocer la función vital del agua en los salares, de acuerdo al conocimiento científico disponible, la ciencia y cosmovisión indígenas.
  • Que sean tomadas en cuenta las recomendaciones contenidas en los documentos “Informe de la Comisión Especial Investigadora de los Actos de los Organismos Públicos Competentes, Encargados de la Fiscalización y Protección de Glaciares, Cuencas Hidrográficas y Salares de Chile” y “Conclusiones Comisión Investigadora de la Participación de Organismos Públicos en la Exploración, Procesamiento, Explotación, Exportación y Transporte de litio, así como de las Características del Contrato Suscrito entre Corfo y SQM”, especialmente en lo que respecta el resguardo ambiental del Salar de Atacama y los contratos con las empresas del litio SQM y Albemarle. .
  • Conformación una mesa transdisciplinar, multisectorial y plurinacional para una Política Nacional del Litio y Gestión Integrada de los Salares y para reemplazar al Comité de Minería no Metálica que fuera eliminado por el gobierno de Sebastián Piñera en 2019; entendiendo que estas cuencas están habitadas por los pueblos atacameño o lickanantay, colla, aymara y quechua; y que la minería de litio busca extenderse al Salar de Aguas Calientes, Salar de Maricunga, Salar de Pedernales, Salar de Coipasa, Salar de Huasco, Salar de Ollagüe, Salar de Ascotán, entre muchos otros dentro del territorio nacional.
  • Reconocer la vulnerabilidad al cambio climático de los pueblos andinos y la complejidad de las cuencas, integrando dichos elementos a la Ley de Cambio Climático y las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) con el fin de propiciar una reactivación económica y una transición energética donde se reconozcan los límites de un modelo de desarrollo basado en el extractivismo minero, especialmente del cobre y  del litio,  así como el valor intrínseco de los ecosistemas asociados a los salares y humedales altoandinos.

Las y los firmantes,

Chile

Observatorio Plurinacional de Salares Andinos

ONG Ecosistemas

Viernes por el Futuro / Fridays for Future Chile

Agrupación “Colectiva Perras Danza”

Andrea Hirmas

Armando Caroca

Bárbara Jerez Henríquez- Dra en Estudios Latinoamericanos. Observatorio Plurinacional de Salares Andinos – OPSAL

Bernardita Lira

Christopher Ramirez Lazo

Corporación Nuna Ckoi

Cristina Dorador

David Ordenes

Dr. Jorge Rabanal Arabach

Fernanda Kalazich

Felipe Cortés

Fundación Mingako

Fernando alfaro barahona

Franjo Arenas Díaz

Fundación Patrimonio Desierto de Atacama

Gonzalo Gutierrez, Universidad de Chile

Gustavo Chiang

Héctor Maturana

Jacqueline Quintana M, Universidad de Atacama, Observatorio Plurinacional de Salares Andinos

Luis Apablaza Cisternas

Macarena Espinosa

Marcelo Orellana

Maria-Jose Lagos-Serrano

ONG Atacama somos todos

ONG FIMA

Pablo Pérez

Patricia cruz

Paulina Bahamonde

Pedro Echeveste

Robinson Torres Salinas, Universidad de Concepción

Sandra Álvarez

Sociedad Civil por la Acción Climática SCAC Antofagasta

Sofía Navas

Soledad Tapia

Susana Álvarez Varas

Tupac Amaru

Freddy Viñales

Camilo Sanzana

Ivo Vukusich – Fuerza Ecologista Ciudadana

Roberto Segura Ramírez

Verde Nativo

ONG WE KIMUN

Alexander Panez – Investigador de la Universidad del Bio-Bio

Cristian Cáceres Bahamondes, Ingeniero Ambiental

David ordenes

Francisca Oliva

Jessica Rupayan

Nuriluz Hermosilla

Leyla Noriega Zegarra, periodista aymara

Radio Ayni

ONG AKA PACHA

Roberto Trincado

Eleonora Moreno

Haylen Chang Cutipa

Fuerza Ecologista y Ciudadana – FEC

Karla Retamal

Fundacion Chile Sustentable

Paola Bolados García

Mujeres de Zona de Sacrificio en Resistencia Puchuncavi-Quintero

Comunidad Ecuménica Martin Luther King

Patricio Véjar Mercado

Michelle de Saint Pierre, Universidad de Chile

Héctor Maturana

Sandra Honores Mamani

Amuillang Sabiduria Ancestral

Alejandra Millán La Rivera

Antonia Sáez

Viviana Rodríguez

Octavio Ignacio Arros González

Nicolás Suazo

Comunidad del Buen Vivir

Alejandro Pozo Araya

Jaime Saavedra Guiñez

Pemuco Sin Termoeléctricas

Cristopher Garrido Saavedra

Nancy Saavedra Guiñez

Toño Terán

Mujeres en Resistencia

Daniela Rodeígiez Maluenda

Marta Aravena

ONG Sustentarse

Matías padilla

Andrea Alvarez Diaz

Ingrid Garcés Millas – Universidad de Antofagasta, OPSAL

Ma. Barbara Iturriaga G.

Alfonso Labra

Gonzalo Gajardo, Universidad de los Lagos Lagos

Karina Riquelme Pino

Matilde López Muñoz. Universidad de Chile

Susana Gatica

Pedro Cáceres aguilera

Mauricio Lorca

Tomas Sepúlveda

Gladys Hernández

Maribel Méndez Gómez

Colegio de TT.Sociales de Chile

Lucia Brandner Ortiz

Daniel Melo Jara

Carlos Guerra-Correa

Juan Antonio Munizaga Plaza/UCN Coquimbo

Irma Perez Llanquin

Alfredo García Carmona – Universidad de Atacama

Juan Pablo Mardones

Patricio Neumann – Universidad del Bío-Bío y Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y Minería

Corporación El Canelo de Nos

CODEFF

Centro Ecosocial Latinoamericano

Vera Scholz

Ecorestaura

Max Sepúlveda

Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo

Luz Villarroel

Gonzalo Villouta Stengl

José Aylwin

Hugo Gutiérrez Tarifeño

Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe RAMALC

Denise Dutrey

Cota6000 Expediciones EIRL

Jorge Jerez González

Raquel Hofmann

Carmen Soto

Fundación Plantae

Mariana Bruning González – Centro ProSus

Pablo

Pablo tapia

Luis Nicolás Collantes Rozas

ONG de Desarrollo ATTAS-FRACTAL, Antofagasta

Colibrí Eco-Social, Antofagasta

Gerardo Farias

Alejandro Muñoz Escobar

Alexis Trigo

Erika Muñoz – ONG Atacama Somos Todos

Rodrigo Ibarra

David pasten yañez

Centinela Ambiental Tongoy

Bernardita Araya Blanco

Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales OLCA

Nicole Vivanco – Fundación Tantí

Colegio de Ingenieros en Recursos Naturales A.G.

Luciano Díaz Orellana – Fundación Tantí

Juan Uribe Bello

Adriana Aránguiz Acuña

Claudio Azat

Estefanía González, Greenpeace en Chile

Fundación Tantí

Isabel Godoy – Comunidad Indigena Kolla Flora Normilla

Martin Muñoz

Violeta flores

Rodrigo González Universidad de Magallanes

Delfín Alfaro Suárez

Sussy Tapia Vicencio

Brenda Fernández Cortés

Elena Rivera Cardozo  – Comunidad Colla de la Comuna de Copiapó, OPSAL

Javiera Lecourt Palacios – CEUS Chile

Consejo Ecologico de Molina

Somos Cuencas

Red Por los Ríos Libres

ONG CEUS Chile

Susana Gatica

Sergio Elias Uribe Sierra

Paulina González Quiroga

Nataly Lobos – Nuna Ckoi, Antofagasta

Bernardita Valenzuela Guerrero, Dra. Ciencias Aplicadas –  Antofagasta

Movimiento Antuko Resiste – Antuco

Marta Carriel Cancino  

Silvia Eliana Teran Pairo – Presidenta Comunidad Indígena Chacuyo, Arica y Parinacota

Christian Espíndola Araya – Comunidad de Toconao y Quebrada de Soncor Nacion Licknantay

Verónica Soto González/ Fundación Árbol Ciclo de Vida, Santiago – Chile

Manuel Tironi – CIGIDEN

Ramón Morales Balcázar – Fundación Tantí / OPSAL

Fundación Terram

Consuelo Infante

Apoyos Internacionales

Yes to Life No to Mining Network YLNM/ Red Sí a la Vida No a la Minería

Franz schmider, Alemania

Andrea Calderón, Argentina

Leonardo E. Stanley (CEDES), Argentina

Maristella Svama, Argentina

Melisa Argento, Argentina

Gustavo Romeo – UNPSJB, Argentina

Asamblea en Defensa de la Cuenca del Río Epuyén (ADCRE), Argentina

Gisela Rausch, Argentina

Alejandro Schweitzer –  Red Ecosocialista          , Argentina

Joel Denis Mikhail de Souza Esquivel     Argentina

Diaz Paz Walter Fernando, Ingeniero en Recrusos Naturales y Medio Ambiente; Becario Doctoral INENCO-UNSA-CONICET. GEISA, Argentina

Fundación CAUCE. Cultura Ambiental – Causa Ecologista, Argentina

Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Argentina

Fundación YUCHAN, Argentina

Patricia Marconi, Argentina

Román J. Baigún –  Coordinador del Programa Conservando los Humedales Altoandinos para la Gente y la Naturaleza, Wetlands International, Argentina

Marco Ferrero, Argentina

Daniel E. Blanco – Wetlands International LAC, Argentina

Francisca Beatriz Perea – Asamblea Fiambalá Despierta, Argentina

Grupo de Estudios en Geopolítica y Bienes Comunes, Argentina

Néstor Omar Ruiz , Jujuy, Argentina

Foro Ambiental y Social de la Patagonia, Argentina

Juntos Podemos en un ambiente sano      Argentina – Quollasuyu

Chris Baulman, Australia

Natalie Lowrey, AID/WATCH, Australia

Rainforest Action Group, Australia/Ecuador

CLEAN (Coastal Livelihood and Environmental Action Network), Bangladesh

Joan Martinez Alier (revista Ecologia Politica), Barcelona, España

CATAPA, Bélgica/Bélgica

Liliana Pimentel, Brasil

Horácio Antunes de Sant’Ana Júnior, Brasil

Fórum Mudanças Climáticas e Justiça Socioambiental – FMCJS    Brasil

Greenpeace Brasil, Brasil

Bruno Milanez, Brasil

Rodolfo Oliveira Dognani, Brasil

Beyond Extraction, Canada

Bruce Plante, Canada

Jorge Garcia Orgales, Canada

Frederic Langlois, Canada

Jordyn Wood, Canada

Paris Marx, Canada

Quinn MacDonald, Canada

Ronald Young, Canada

Walter Aristizabal, Canada

Fabian Esguerra , Canada

Liisa North, York University, Canada

MIningWatch Canada, Canada

Marcela Arevalo, Colombia

Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos CIEDH, Colombia

Asociacion Ambiente y Sociedad, Colombia

CENSAT Agua Viva, Colombia

Indira María Feliciana Valencia Viafara, Colombia

Sergio Andres Mantilla Vertel, Colombia

Centro de Documentación en Derechos Humanos “Segundo Montes Mozo SJ” (CSMM), Ecuador

Pablo A. de la Vega M, Ecuador

Miriam Lang – Universidad Andina Simón Bolívar, Ecuador

Ecosocialist Working Group, Democratic Socialists of America (DSA), EEUU

Thea Riofrancos, EEUU

Carlos Cotto, El Salvador

Susan Kemp, Escocia

Juan J. Hurtado, España

Manuel Santiago Beltrán, España

Beatriz Martín, España

Salva la Selva, España

Santiago Márquez, España

Asociación Ambiental Petón do Lobo (Galicia), España

Asociación amigos e amigas dos bosques «O Ouriol do Anllóns», España

Red Latina sin fronteras, España

Dr. James J. A. Blair, California State Polytechnic University Pomona, Estados Unidos

Eamon T. McGoldrick, Estados Unidos

Nicholas Copeland, Estados Unidos

Sarah Thomas, Estados Unidos

Daniel Lima, Estados Unidos

Gregor Clark, Global Energy Monitor, Estados Unidos

Aaron Kalodrich, Estados Unidos

Colin Murphy, Estados Unidos

Grace Treffinger, Estados Unidos

Jorge E. Cuéllar, Estados Unidos

Kayla Lawlor, Estados Unidos

Marta Matos, Estados Unidos    

Perri Meldon – TakeBacktheGrid, Estados Unidos

Prof. Noel Healy Salem State University, Estados Unidos

Ryan Ormond Kelly, Estados Unidos

Spencer Roberts, Estados Unidos

Lucas Wheeler, Estados Unidos

Karry Muzzey – TakeBacktheGrid, Estados Unidos

Michele Zador, Estados Unidos 

Emma Harrison Center for Interdisciplinary Environmental Justice, Estados Unidos

Egina Manachova, Estados Unidos

Sophia Cochran, Estados Unidos

Aaron Eisenberg           , Estados Unidos

Camila Vergara –  Columbia University Law School, Estados Unidos

Daniel Aldana Cohen, Director Socio-Spatial Climate Collaborative – University of Pennsylvania, Estados Unidos   

Drexel University, Estados Unidos

Earthworks, Estados Unidos

Joyce Ilson, Estados Unidos

Nivedita Saksena, Estados Unidos

Robert Terrill , Estados Unidos

Terri Saul, Estados Unidos

Leslie Quintanilla – Center for Interdisciplinary Environmental Justice, Estados Unidos

Dr. Dargan M. Frierson, Estados Unidos

Science for the People, Estados Unidos

Gabriel Goffman, Estados Unidos

NIkhil Shimpi, Estados Unidos

Goubier Ludovic, Francia

Igapo Project, Francia

Olivier Gandrillon, Francia

Pascale Cognet, Francia

Claudia Urrutia Salinas, Francia

David Moreira, Francia

Asociación Galega Cova Crea, Galicia, España

Fundação Montescola, Galiza

Dr. Patrick Fink, Germany

Business & Human Rights Resource Centre BHRRC, Great Britain

Joss Martin, Great Britain

RHEOMODE, Greece

Hawai’i Institute for Human Rights, Hawai’i USA

Clean Air Action Group, Hungary

Ishan Aggarwal, India

Ximena Blanco, Inglaterra

Andrea Sicari, Italia

Luis Scungio, Italia

Amani Alshaaban, Jordan

Iniciativa para las Inversiones Sustentables China-América Latina, America Latina

Human Rights Concern – Eritrea (HRCE), Londres, Reino Unido

Angus McNelly, Queen Mary University of London – Londres, Reino Unido

Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero -M4- Mesoamérica

Jemal GUVEN, Mexico

CECADDHI, Mexico

Aroa de la Fuente López, México

Begoña Ribera, México

Leonardo Céspedes, México

Brenda Salguero Echevarría, México

Israel Hernández Ruiz Velasco, México

Viridiana Jiménez Posada, México

Otros Mundos AC/Chiapas, México

Yolanda Trápaga Delfín (UNAM), México

Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental, México

Procesos Integrales para la Autogestión de los Pueblos, México

Daniel Ochoa Meza, México

José Luis Pimentel Equihua, México

Red Mexicana de Afectadas/os por la Minería -REMA, México

Ana María Ponce Martínez Colectivo Uacemita por la Paz y la Justicia, México

Maria Hilda De la Vega Cobos, México

Maderas del Pueblo del Sureste AC, México

Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas, México

Cristina Steffen, México

César Ramírez Miranda, México

Marlene Brito Millán, UC MEXUS / Universidad Autónoma de Guerrero, México

10 Generación Doctorado en Desarrollo Rural UAM, México

Centro de los Derechos del Campesino, NICARAGUA

Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña (IDEMO), Oaxaca

Colectivo Voces Ecológicas COVEC, Panamá

Porgera Red Wara (River) Women’s Association Incorporated, Papua New Guinea

CooperAcción, Perú

Hernán Villalta Porlles / Federación de Republicas Andinas, Perú

Isabel Rodrigo, Filipinas

Associação Guardiões da Serra da Estrela, Portugal

COREMA – Associação de Defesa do Património, Portugal

João Nunes, Portugal

Rivers without Boundaries, Russia

WoMin African Alliance South Africa

Mirko Nikolić, Linköping University, Suecia

Marina Galanti, Suiza

Jonas Köppel, Suiza

Agora Assıciation, Turquía

Krista Bondy – University of Bath , Reino Unido

C. Gillott, Reino Unido

Tara Montane, Reino Unido

London Mining Network, Reino Unido

Seb O’Connor, University of Leeds, Reino Unido

Severine Deneulin- University of Bath Reino Unido

Emma Emanuelsson –  University of Bath, Reino Unido

Flora Dickie, Reino Unido

Kirsty Dickie, Reino Unido

David Harper, Reino Unido

Olivia Dickie, Reino Unido

Foto: Karsten Hein (2019)

Lithium and socio-environmental conflicts in times of crisis: An opportunity to (re)think the transition

by Ramón Morales BalcazarEl Desconcierto , 6 June 2020

Nearly eight months after the popular uprising in Chile and in the midst of a pandemic which has brutally hit the most vulnerable sectors of society, it is almost surreal to imagine that as recently as December of last year, Santiago de Chile was to host COP25. However, following overwhelming state repression against popular protests, the Chilean government decided that the conditions were not right and the unresolved challenges of the Paris Accords were finally discussed in Madrid. Among them, an energy transition where electromobility plays a central role, despite the fact that its socio environmental impacts – especially those linked to mining – deeply contradict the principles of what many understand as environmental justice. During the closing of its participation in the plenary session, the Spanish movement Ecologistas en Acción shed some light on the limitations of the summit with the phrase “This COP has failed people and planet. Power to the people, climate justice”.

In Chile, thanks to the collective efforts of various sectors of civil society and despite the difficult political climate, a series of parallel events took place which created space to reflect on the socio-environmental crisis and make visible the flipside of “development”. Among these organizations was the Plurinational Observatory of Andean Salt Flats, a group born several years ago in San Pedro de Atacama that today brings together representatives of communities, organizations and researchers from Chile, Argentina and Bolivia, concerned about the consequences of the intensification and expansion of lithium extraction in the triangle of the Andean salt flats (baptized by the mining industry as the lithium triangle). To satisfy the growing market for electric cars, the already over-exploited Salar de Atacama will not be enough, and it will be necessary to extract from more aquifers and salt flats, with an apparent disregard as to whether they are in indigenous territories (Atacameños or Lickanantay, Colla, Quechua and Aymara) or whether they impact protected areas such as the Laguna Tebenquiche or the Maricunga and Coipasa salt flats.

The problem, beyond the deficiencies inherent in the primary-exporter model that prevails in the country and the region, is that Chilean lithium is obtained by pumping brine from hypersaline aquifers which is concentrated by means of an evaporation process until reaching the optimum point for obtaining lithium carbonate. The concentration of the brines and the extremely arid conditions of the Salar de Atacama are the main comparative advantages relative to neighboring countries, which together with a legal framework that allows these aquifers not to be legally treated as groundwater, has allowed for decades of low-cost extraction. This last point has been particularly beneficial to companies in obtaining brine extraction permits as part of their expansion plans. But the categorization  of brine as not water has also served to invisibilize the impacts of this water-based extraction on the balance of the water basin. Without going any further, just a few days ago the President of the US-based transnational Albemarle (formerly Rockwood Lithium) said in an international webinar “Atacama’s brine is ten times more saline than seawater (…) in fact, it has no other use than as a resource, as a mineral”.

I have spoken at length with very knowledgeable people in the salt flats and with several technical experts who would not agree with that statement. Could it be that what is essential for life is just invisible to the eyes of those whose mission is to maximize the profits of a transnational company based in North Carolina? Cases of the dispossession of common goods for the benefit of transnationals and countries of the Global North abound, but to be told what is water and what is not, is a novel kind of imperialism. The question is not whether the brine is water or not, which is where the corporations are trying to lead the conversation; but rather the question is why Chile lacks a legal framework that effectively protects and regulates these ecosystems and watersheds (sanctioning processes such as the one applied to SQM, if they achieve anything, they do not repair environmental damage); or why there is not independent nor sufficient knowledge about the functioning of the salt flats as complex ecosystems, for example: the role of the microorganisms in the brine which are at the base of the food chain, the vulnerable species that inhabit the salt flats, the role of wetlands in climate regulation, and of course the value they have for local communities and economies.

Global pressure, amplified by the initiatives of Global North countries, transnationals and international organizations, respond to new strategies to achieve mining security and an eco-extractivist consensus in which climate-smart mining is the latest development. Hand-in-hand with the geopolitical implications that may accompany this process, the expansion of lithium mining triggers and deepens unwanted transformations in the indigenous and rural contexts of the Puna de Atacama, which are often relativized, or simply made invisible. This is why, from community organizations, socio-environmental movements and from critically-positioned research against a hegemonic development model based on dispossession, exploitation of workers and the destruction of nature, we believe that if this is the cost of  the “transition” of the Paris Agreements and the Sustainable Development Goals, we may be headed in the wrong direction.

This in no case should be understood as a call to continue the dependency on fossil fuels nor should it push us towards the false dichotomy “electromobility versus continuing to pollute forever”. On the contrary, it is an opportunity to bring us further. While in Chile we do our humble part in global emissions reduction, we have the ability to look beyond extractivism and individual solutions for privileged minorities. If we ask ourselves who is responsible for these crises and who suffer the worst consequences, it becomes clear who should not be called upon to solve them for us. Instead, we would invite you to think through these processes from the local level too, to dialogue with proposals such as the Ecosocial Deal from the Global South, which promotes a process of decolonization and democratization of the transition. This vision would allow us to value communities and ecosystems, not as sources of mineral resources, but rather for the wealth of their communal knowledge and biodiversity, thinking of the regeneration of our relationship with water and nature as the starting point for a different transition.

Putana, Lickancabur and Juriques Volcanoes from Tebenquiche Lagoon, Atacama Salt Flat (Ph: Ramón Morales Balcázar)

Minera Escondida / BHP Billiton, un “buen vecino” en el Salar de Atacama…

Ramón Morales Balcázar

A raíz del artículo titulado “En Peine celebran cese de extracción de Escondida en Acuífero de Monturaqui”, publicado por el medio digital “Termómetro“, el 7 de enero 7, 2020 (1), y como ya hemos comentado a través de las redes sociales del Observatorio Plurinacional de Salares Andinos – OPSAL, nos parece pertinente enfatizar el hecho de que Minera Escondida, controlada mayoritariamente por BHP Billiton (Australia), estaría en realidad sólo cumpliendo con lo que según la RCA (2) le es extrictamente obligatorio; en palabras simples, se le acabó el permiso para la extracción de agua de dicho acuífero, ubicado en territorios ancestrales de la Comunidad de Peine al sur del Salar de Atacama.

Lo que llama la atención es que si bien la nota habla de que la empresa “accedió” a que comuner@s constataran el cierre de los pozos en compañía de un notario, la minera se encuentra tramitando, simultáneamente, la extensión del permiso de extracción de agua – vía Estudio de Impacto Ambiental, desde el mismo acuífero. Respecto a esto y aunque la intención de la empresa es de extraer menos agua (dulce) – 412 litros por segundo, a diferencia de los 1400 litros por segundo actuales – como parte de su nueva “Estrategia Hídrica”, debemos recordar – y tal como señala el presidente del Consejo de Pueblos Atacameños en la misma nota – que estos acuíferos ya se encuentran agotados por años de sobreexplotación, y que el Salar de Atacama se encuentra en un grave, y posiblemente  irreversible, estado de deterioro (3).

Otro punto que a nuestro juicio merece mayor atención, es el anuncio que realiza la transnacional respecto a la disminución del uso de agua dulce, gracias a la desalinización del agua de mar. Es decir, las operaciones extractivas de la empresa – con emisiones de CO2 y contaminación asociadas – siguen intactas, y los impactos por el uso de agua serán transferidos gradualmente a los ecosistemas costeros de la región. Este método ya ha demostrado ser altamente dañino (4), especialmente en Antofagasta, por lo tanto queda la duda de las características específicas de dicho proceso, y de su real contribución a la sustentabilidad desde el punto de vista ambiental.

La extracción de agua en la cuenca del Salar de Atacama es producto de las actividades agregadas de Minera Escondida, junto con Minera Zaldívar (5), Albemarle (Ex-Rockwood) y SQM (6) – megamineras de cobre y litio, minerales altamente demandados por el mercado de los vehículos eléctricos y el cuestionable modelo de transición de los Acuerdos de París. Esta empresa, así como las otras operando en este salar, no escatima en esfuerzos tanto para asegurar las condiciones materiales para operar (7)(8) como para la obtención de la licencia social mediante convenios institucionales privados y una fundación dedicada principalmente a la cultura, la cual también otorga fondos concursables a organizaciones de la comuna de San Pedro de Atacama (9).

Más allá de los antecedentes que puedan hacernos cuestionar la real preocupación de la empresa por los impactos socioambientales inherentes a sus actividades en el territorio, la futura extracción de agua del acuífero Monturaqui dependerá de la aprobación – O NO –  del Servicio de Evaluación Ambiental,  cuyo director ha sido denunciado por el Consejo de Pueblos Atacameños debido a eventuales conflictos de interés (10). En el más optimista de los casos, es de esperar que dicho organismo tome en cuenta la importancia que este acuífero tiene tanto para los sistemas lagunares próximos como para la actividades agropastoriles propias del pueblo atacameño, el cual entendemos será consultado, y que no se repita en el Salar de Atacama el ecocidio que Minera Escondida ya produjo en el cercano Salar de Punta Negra (11) (12) y por el cual, hasta ahora, no se ha hecho responsable.

Fuente : Minería Chilena

Referencias

(1) En Peine celebran cese de extracción de Escondida en Acuífero de Monturaqui https://termometro.cl/index.php/2020/01/07/en-peine-celebran-cese-de-extraccion-de-escondida-en-acuifero-de-monturaqui/?fbclid=IwAR0lK5E9z6tQ_7efGaFMOmZD09TFMk5gXgIyPqYA2_MGSX6d2cYuZ9-vayM

(2) Minera Escondida Limitada (MEL), cuprífera que opera desde 1998, en el sector sur de la cuenca del Salar de Atacama, bombea 1.400 l/s del acuífero Monturaqui-Negrillar-Tilopozo (MNT), requerimiento de uso industrial. Caudal con aprobación ambiental de la RCA1/97, año 2001.

(3) Spatiotemporal patterns of lithium mining and environmental degradation in the Atacama Salt Flat, Chile (Patrones espacio-temporales de minería de litio y degradación ambiental en el salar de Atacama, Chile) https://www.researchgate.net/publication/334839246_Spatiotemporal_patterns_of_lithium_mining_and_environmental_degradation_in_the_Atacama_Salt_Flat_Chile

(4) ‘The salt they pump back in kills everything’: is the cost of Chile’s fresh water too high? (La sal que bombean de vuelta mata todo: ¿es el costo del agua dulce demasiado caro en Chile?) https://www.theguardian.com/cities/2020/jan/02/the-salt-they-pump-back-in-kills-everything-is-the-cost-of-chiles-fresh-water-too-high

(5) Brazo minero de los Luksic compra 50% de Zaldívar en US$ 1.050 millones http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=167925

(6) Primer Tribunal Ambiental acoge reclamación de comunidades Atacameñas por SQM Salar https://www.1ta.cl/primer-tribunal-ambiental-acoge-reclamacion-de-comunidades-atacamenas-por-sqm-salar/

(7) Pampa Colorada: Intento de mayor extracción de aguas por minera Escondida http://www.derechoalagua.cl/mapa-de-conflictos/pampa-colorada-intento-de-mayor-extraccion-de-aguas-por-minera-escondida/

(8) El agua del salar de Atacama enfrenta a Minera Escondida con el grupo Luksic https://www.latercera.com/pulso/noticia/agua-del-salar-atacama-enfrenta-minera-escondida-grupo-luksic/397204/

(9) Sitio web Fundación Minera Escondida http://fme.cl/

(10) Denuncian conflicto de interés del director del SEA en proyectos de mineras Zaldívar y Escondida https://regionalista.cl/denuncian-conflicto-de-interes-del-director-del-sea-en-proyectos-de-mineras-zaldivar-y-escondida/

(11) Consolidado Ecocidio “Salar de Punta Negra” por “Minera Escondida-BHP Billiton” https://www.camara.cl/pdf.aspx?prmID=45120&prmTIPO=DOCUMENTOCOMISION

(12) Derechos de Agua: el impacto de Minera Escondida en el Salar de Atacama https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2018/06/28/derechos-de-agua-el-impacto-de-minera-escondida-en-el-salar-de-atacama/

Conflicto en el Salar del Hombre Muerto, Antofagasta de la Sierra, Catamarca, Argentina.

Evelyn Vallejos

Los salares son cuencas cerradas donde queda almacenada el agua, donde a lo largo de miles de años se han concentrado minerales y elementos químicos que fueron arrastrados por la lluvia desde las laderas montañosas. Entre estos elementos se encuentra el litio, el cuál es extraído por la empresa Minera del Altiplano desde el año 1997.

La salmuera es bombeada mediante perforaciones que generan la difusión de sales superficiales hacia acuíferos profundos de baja salinidad (contaminación cruzada). Luego se la expone al sol en grandes piletones para evaporar el líquido y concentrar los componentes de interés. Se estima que la concentración de litio en el Salar del Hombre Muerto es de 500 ppm, lo que significa que por cada tonelada de litio extraído se evaporan alrededor de dos millones de litros de agua.

1 tonelada de litio = 2 millones de litros de agua

La extracción de la salmuera para obtener litio genera una disminución del nivel de base del agua subterránea de la cuenca, que produce un descenso del agua dulce fuera de los bordes de la salina, y la consecuencia más inmediata es la desaparición de las vegas y lagunas que allí se forman, recurso hídrico esencial de la región, afectando a las comunidades, el ecosistema, las migraciones de aves y la cría de camélidos.

En Antofagasta de la Sierra estas consecuencias ya se están viviendo. El río Trapiche, del cual se abasteció de agua la empresa minera por 22 años, ha sido saqueado hasta secar las vegas de las que viven los puesteros, los cuales sufrieron la muerte de sus animales.

El Proyecto “Acueducto Río Los Patos”

El objetivo del proyecto es la provisión de aguas subterráneas del acuífero del río Los Patos, para la expansión del Proyecto Fénix  (Empresa Livent) en el Salar del Hombre Muerto, consecuencia de haber agotado el recurso del río Trapiche. La obra proyectada contaría con seis pozos de bombeo de agua, los que permitirían proveer 650 m3/h del recurso, transportando el caudal a través de un acueducto de al menos 32km hasta la planta.

El Proyecto fue aprobado por la Dirección de Hidrología y Evaluación de Recursos Hídricos, con condiciones de permiso precarios y creación de zona de tutela en 2018.

Con la sentencia Interlocutoria N°398 del 22/11/2018, emitido por el Juez Electoral y de Minas, Raúl Cerda, autoriza a Miera del Altiplano a iniciar los trabajos solicitados.

Según el informe de DIPGAM (Dirección Provincial de Gestión Ambiental Minera), de fecha 29 de marzo de 2019, con referencia 013_2019_EXP5 “Proyecto Acueducto del río Los Patos”, se detallan una seria de observaciones al Informe de Impacto Ambiental (IIA) presentado por la empresa Minera del Altiplano de los cuales destacan:

Aún con éstas y otras modificaciones que debía realizar la empresa para encuadrarse en las normativas, el IIA fue aprobado por el Secretario de Minería, Rodolfo Micone el día 3 de abril de 2019. Estas modificaciones no podrían haberse hecho en 5 días, aprobándose una IIA de forma inapropiada.

El día 24 de mayo de 2019 se aprueba por Decreto provincial el permiso de 2 perforaciones con extracción de 130 m3/h cada uno.

Cabe destacar que en la cuenca del río los Patos no sólo pretende extraer agua la empresa Minera del Altiplano (Livent), sino que otras empresas, como Galaxy Lithium S.A y Minera Santa Rita S.R.L. ya gestionan los permisos para sumarse al saqueo del recurso estratégico AGUA.

El Pueblo de Antofagasta alarmado por la situación de sus territorios decidió organizarse a fines de agosto, efectuándose un corte de ruta para los vehículos de la empresa estadounidense. La medida de fuerza se suspendió luego de varias horas con el acuerdo de que el secretario de minería Rodolfo Micone iría a Antofagasta a explicar la situación. El secretario nunca cumplió con el acuerdo.

El conflicto aún no ha tenido resolución. El pueblo de Antofagasta sigue firme en que NO quiere el proyecto del acueducto del río Los Patos. Ya suficientes impactos se causaron en el río Trapiche, dejando secas a las vegas perjudicando toda forma de vida de la cuenca.

Desde PUCARÁ también decimos NO AL ACUEDUCTO DEL RÍO LOS PATOS. Repudiamos el accionar del Estado y la empresa respecto al ocultamiento de la información pública, la falta de audiencia pública, la irreponsabilidad social y ambiental que ha causado daños significativos en el ambiente y las comunidades originarias de la zona.  

Contactos: Instagram: @pucaracatamarca
Facebook: Pucará Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación

FMC Lithium y la Extinción de un Ecosistema

“Así quedó el paraje de Trapiche en Antofagasta de la Sierra, propiedad de la familia Condorí, a causa del USO IRRACIONAL DEL AGUA por parte de la empresa que extrae Litio, criaban más de 300 llamas y ovejas, ahora solo queda desolación, sequía, contaminación y promesas que en más de 20 AÑOS no se cumplieron. La empresa dijo que creían que estaban haciendo bien las cosas”, señala un posteo realizado por el montañista catamarqueño Aníbal Vásquez.

Gracias al video compartido, y que republicamos en esta nota (ver abajo), podemos conocer el testimonio de Camilo Condorí, quien nos habla de los efectos de 20 años de operaciones extractivas por parte de la firma estadounidense FMC en la sierra catamarqueña : el acaparamiento sistemático de agua en una zona altamente sensible y de gran valor como lo es un humedal. Es decir, el despojo de la fuente de sustento familiar y comunitario llevado al extremo.

La empresa, si bien se ha dedicado históricamente a la producción y comercialización de agrotóxicos en todo el mundo, tiene también una filial dedicada al negocio del litio. Es así que hoy, bajo el nombre de Livent, y pese a denuncias realizadas y documentadas previamente, la multinacional pretende desviar el cauce del Río Los Patos, acrecentando aún mas el daño ya provocado en el territorio.

En este sentido, la comunidad se ha organizado y ha realizado acciones directas como cortes de ruta, teniendo reuniones incluso con autoridades provinciales y representantes de Livent, denunciado un abandono de deberes del Estado Provincial y la no observación del principio de precaución y de prevención en las políticas mineras de la Provincia de Catamarca.

En palabras de la propia comunidad “RIO LOS PATOS NO SE TOCA..! ni LIVENT, ni Sta. Rita, ni Candela y ni toda aquella empresa que pretenda extraer agua dulce del río.”

Observatorio Plurinacional de Salares Andinos

Referencias:

Encuentro del Observatorio Plurinacional de Salares Andinos con estudiantes de la Universidad de Melbourne tuvo lugar en San Pedro de Atacama

Como parte del trabajo de vinculación y articulación internacional del Observatorio Plurinacional de Salares Andinos, Ingrid Garcés Millas (Universidad de Antofagasta) y Jorge Muñoz Coca (Agricultor y dirigente ambiental Atacameño) se reunieron y expusieron frente a estudiantes de antropología de la Universidad de Melbourne, Australia, en el marco de la cátedra “Extractive Legacies in Latin America” (Legados Extractivos en América Latina).

El encuentro tuvo lugar en dependencias del Instituto de Arqueología y Antropología de la Universidad Católica del Norte, en San Pedro de Atacama, y tuvo como fin conocer la visión del Observatorio respecto al avance e impactos del llamado “boom del litio” en la Puna de Atacama. Con una mirada crítica tanto desde el punto de la industria y los procesos químicos como de los diversos impactos que las empresas mineras tienen sobre el territorio, el énfasis estuvo en el agotamiento de las reservas de agua y los conflictos vinculados a la expansión de las operaciones mineras actuales y a nuevos proyectos que aumentarían las cuotas de extracción de agua en la cuenca.

Tanto para l@s visitante como para l@s expositor@s, el encuentro fue satisfactorio, y marca el inicio en el proceso de colaboración que el Observatorio tendrá con esta cátedra universitaria de Australia, país que actualmente lidera el mercado de exportación de litio y donde los impactos ambientales de la extracción a partir de roca son aún poco conocidas.